ANÓNIMOS ABSTENERSE!

046a3733Florian Ebner (director de la colección de fotografía del Museo Folkwang) lo dijo claramente: «La fotografía «vernácula» (la que nosotros llamamos «anónima») entrará a la colección del museo, pero sólo resignificada por la mirada de los artistas. ¿Cómo buscar una obra maestra de autor desconocido?»

Ebner, junto a otros cuatro eminentes miembros de los departamentos de fotografía de varios museos europeos piensa, con justa razón creo yo, que una obra maestra tienen que tener detrás precisamente a un maestro, y eso está en las antípodas de la esencia de la fotografía anónima.

Ahora bien, ¿cómo, quién, en qué contexto, la fotografía anónima es transformada? ¿Cómo guardar respeto por la creación de un «otro» que no sabe de qué manera la vamos a utilizar? (ver ejemplo encabezando este post)

046a3779En París Photo, hay una gran cantidad de este tipo de fotografía apropiada por artistas y puesta a la venta a precios más que considerables. Algunos más chantas, otros menos. Cristina De Midell (arriba, en el espacio de La Fábrica) compró el archivo de fotos de un diario sensacionalista de México, y compuso un libro con… dibujos suyos! y un cuadernillo aparte con las fotos que la inspiraron. Otros, le ponen marco y ya, a facturar (abajo, la muestra de Thierry Struvay en Sorry we are closed )

046a3633La «fotografía vernácula» en Paris Photo tal vez sea una moda y nada más. Lo que permenece es lo que tiene valor por la trayectoria del artista y por la trayectoria de la obra. Si no, comparemos precios y veamos cuánto sale una «composición» hecha con flea market photos con el icónico retrato que  Yousuf Karsh le hizo a Winston Churchill en 1941 (abajo)

046a3752