Artistas abstenerse

Como ya deben saber, el World Press Photo Contest inaugura este año con nuevas normas en su reglamento. La intención es evitar las manipulaciones digitales e incluso cualquier exceso en la saturación y en los niveles de brillo y contraste que no sean «normales». Esto es bien difícil de aplicar, porque la verdad es que nadie sabe, salvo que  fuera obligación presentar documentos «crudos», hasta dónde llega la «normalidad» en ese aspecto.

También hay modificaciones en cuanto a los epígrafes y sobre todo, lo que tiene que ver con la «no intervención» del fotógrafo en la escena que retrata. Puede ser que esta norma aumente geométricamente la presentación de paisajes (sin gente) y disminuya del mismo modo las de acciones involucrando personas. 🙁

Cuando el fotógrafo está presente, siempre siempre modifica la escena. Hay formas y formas, claro está. En ese sentido, el archi famoso y reconocido padre del documentalismo norteamericano y  mundial, W. E. Smith, sería rechazado de plano en el WPP!

Les subo tres fotos, la de arriba de todo es de Steve Mc Curry en Afganistán en los años 80. La que le sigue es una textura, también en Afganistán,  de Simon Norfolk, miembro del jurado de documental en esta edición del WPP, y la última es la célebre escena del velatorio del ensayo La aldea española que hizo W. E. Smith en los años 50. Las tres han sido hechas con película y entre foto y foto median unos 30 años promedio.

Las tres nos presentan, más allá de las manipulaciones de sus autores, diferentes alegorías sobre el mundo y la condición humana, pero curiosamente las tres contienen elementos formales que las relacionan entre si y las hacen universales, o yo diría «occidentales». Ninguno pudo (o quiso) evitar la construcción de algo bello en sus imágenes. ¿No tendría que haber una norma que regule también la aplicación de este «filtro» tan persistente en la mente de los fotógrafos?