ASÍ NO PODEMOS SEGUIR

Ayer a la mañana todo parecía sencillo, por lo menos desde lo técnico: elegí un lugar de la casa donde pudiera hacer un foco manual a un objeto que iba a estar a la altura de mi cara. Luego, planté el trípode y marqué en el piso con cinta la ubicación de las patas. Usé mi Canon Rebel con un normal (que se convierte en un tele cortito). Me puse delante de ella y disparé la ráfaga. Resultado: una foto de mierda, pero que iba a poder repetir.

Anoche (hoy!) llegué a casa casi las cinco de la mañana. Entre los gatos que gritaban por su comida, yo me habría paso por las habitaciones a los trompicones (no estaba borracho ni nada, (incluso me habían parado hacía unos minutos en un control de alconemia, y dio CERO!), pero estaba inmensamente cansado. En mi itinerario hacia la cama me acordé que tenía que hacer la foto, justo en el momento en que me llevaba el trípode por delante.

Volví a plantar todo, me senté a duras penas en la silla mientras la ráfaga ya se había iniciado. Vi rápidamente los resultados en el display de la cámara, y dije: “ya está”. Y me fui a dormir directo.

Ahora veo el lamentable resultado. La foto de la izquierda es la primera y la de la derecha, obviamente la última. Algo tengo que cambiar en mis procedimientos para mejorar estos resultados que ofenden mi propuesta, mis reglas, todo!

Les pido que vayan subiendo sus fotos acá, las vamos comentando, y vemos en qué se puede mejorar. ¿Quién empieza?