Azul profundo

Hace un momento nomás le envié un mail a Oscar Smoje, director del Palais de Glace, y de las Salas Nacionales. Quiero entrevistarlo para saber cómo serán este año los SN, y específicamente el SNF.

¿Habrá algún cambio de peso? ¿O estamos bien así?. Veremos cuando me conteste. Les prometo entrevista en video.

Pero a lo mio. Ayer estaba leyendo (con gran placer) por segunda vez consecutiva un hermoso libro de ensayos sobre la vida y obra de Paul Strand. Seguro que casi casi no lo tienen. Lo veremos en profundidad en el próximo taller de FotoDoc.  Strand fue un valiente, un hombre elegante y de principios. Durante casi cuarenta años usó las mismas dos cámaras: una Gráflex de 5×7 pulgadas (que a pesar de ser una cámara de puño la usaba con trípode y tela negra) y una 8×10 grandota.

Si quisiera hace la lista de cámaras que utilicé en los últimos 20 años nomás, seguramente la memoria me fallaría, perdida entre siglas y denominaciones que cambian según haya sido comprada en Europa, EEUU, o Japón. Un lío. ¿Y ustedes?

Pero a lo que quiero referirme es que, por muchos años Strand hizo sus fotos con esas cámaras y las copias las hacía por contacto, directamente. De tal modo, las posilidades de «mosquear» una foto eran prácticamente imposibles. Tampoco era Strand un sofisticado impresor como su amigo Ansel Adams. Él «veia», revelaba e imprimía. Eso si, con los papeles era super maniático.

Y cuando le preguntaban cuál era su secreto para esas copias increibles (que se ocupaba personalmente de barnizar a mano -en contra cualquier consideración museológica-), simplemente contestaba con evasivas. La verdad es que no pretendía ocultar ningún secreto. La verdad es que no sabía muy bien cómo llegaba a esos resultados. Pero tenía claro siempre, siempre, a dónde quería llegar.

Entonces les pregunto:

1. De todas las cámaras que han utilizado hasta el presente, ¿Cuál es la preferida?

2. ¿Cuánto trabajo le ponen a una foto entre que la disparan y la copian?

3. Cuando están haciendo una foto, ¿tienen claro en ese momento cómo se verá en la copia? O se enroscan en el revelado y sale cualquier otra cosa, pero distinta de la que vieron?

4. ¿Cuánto hace que no copian bien una foto?

 

fotos: Rebecca Strand en Taos. Francia 1951. Islas Hébridas 1954