Carne fría

zoom_SylviaPlachy_SalomonPreisDGPh_5

Unguided Tour es el título de un libro de Silvia Plachy. ¿Lo conocen?. Una amiga mia, gran admiradora de la legendaría fotógrafa del Village Voice, vino a mi casa y lo dejó sobre una mesa ratona. A cambio se llevó otro tomo de la misma autora, “Out of the Corner of my Eye”, que yo había comprado hace un año. Y aquí empieza esta historia de dos libros.

66a47777810f71a7bb01b26910592230

Unguided Tour estuvo sobre la misma mesa ratona por unos cuantos meses. Casi no lo abrí en todo ese tiempo. Lo veía al pasar, casi con desdén mientras recordaba al libro que no tenía, sin reparar en éste que esperaba impasible, juntando polvo, la justicia que puede otorgar la mirada de un atento observador.

Cuando mi libro estuvo nuevamente en mis manos, empecé a mirarlo con nostalgia por el otro que casi no había hojeado. Descubrí que Unguided Tour fue diseñado por Yolanda Cuomo, una diseñadora y fotógrafa norteamericana famosissiisima. Tengo una devoción extraña por esta mujer, sólo comparable a la que tengo por Mary Ellen Mark, Kathy Ryan, Richard Avedon y Diane Arbus. Qué delantera!

47250f7bdebd362c9892d232081a1341

Vuelvo a mi historia de los libros cambiados…. Estaba yo, tirado en mi cama a la luz de la lámpara observando mi libro y enterándome del otro, como les venía diciendo. En una palabra, estaba con el libro equivocado. Por suerte, la buena de Silvia deja sus rastros, porque la última foto de Out of the… es la misma que ilustra la tapa de Unguided Tour! En una palabra, hay muchas de las imágenes del primero incluidas en el segundo. Y parece que se ven más y mejor, a pesar de que el tomo es más pequeño. Los invito a que le den una pasada a las pocas dobles disponibles y tal vez me puedan explicar el por qué.

Mientras ustedes comentan, yo les digo lo primero que se me ocurre: En el libro más reciente hay fotos en color. Ya, hasta las blanco y negro se ven mejor. Luego, el diseño es tan audaz como efectivo. ¿Acaso Yolanda Cuomo metió la cola otra vez? Yo diría que más bien es un tema de edición. La alternancia entre fotos panorámicas y dípticos casi toscos, separados por brutales franjas negras es algo que vi en el preciso momento en el que compré el maldito libro. Sin mirar las fotos me lo llevé. Y nunca más lo vi, o lo quise ver. Hasta que mi amiga se lo llevó. Abro al azar y encuentro a Jorge Luis Borges (en 1984) en contrapunto con un gato parisino que mira a la cámara con agudeza y alguna suspicacia (1996). Descubro la mirada de Avedon alumbrando los ojos de Plachy.

Resumiendo amigos, amigas. Ningún autor puede crear un libro sin la colaboración de “sus preferidos”. Algunos han logrado ser originales, pero el sacrificio es tan grande que nadie puede imaginar su magnitud. Estaré muy agradecido, si ustedes pueden continuar este desacierto mío, y darle el calor que a mi me está faltando.

ac5df5f17cedd7e23e8dd96008535659