Corazón que no ve…

… ojos que no sienten!.  O será al revés? . Me encantan los dichos populares. Cuanto más simples y conocidos, más verdaderos. Yo pienso: hay dos clases de fotógrafos: 1) Los que ven con el corazón, y 2) Los que sienten con los ojos. Para mi es así. Son dos categorias nomás. Después, venimos todos los otros que no encontramos el rumbo.

Alejandro Kirchuk (arriba) pertenece al primer grupo. “Mónica y Marcos”, su delicado ensayo sobre las consecuencias del mal de Alzheimer, le valió uno de los grandes premios del World Press Photo. Una mirada clásica y muy sensible. Un respeto enorme por sus sujetos. Y una edición simple y meditada. Nada más. Hoy como hace 60 años. El reportaje clásico es de un enorme impacto emocional… y pocos son los medios que pagan lo que vale.

Y ahora les presento a Thomas Locke Hobbs (arriba), un joven fotógrafo norteamericano que vive en Buenos Aires. Una mirada quirúrgica, una obsesión por los detalles en el paisaje de la ciudad. Vean sus diferentes proyectos. Es un documentalista de los más puros. Tampoco encontrará mucho espacio para publicar 🙁 .  Para mi Thomas es de los que sienten con los ojos.

Si piensan que podemos ampliar esta tosca clasificción mía, me escriben  por acá o por FB