Cuando las fotos no alcanzan

Ya todos los debates están perimidos. ¿Es un arte la fotografía?. ¿Hay que cambiar el reglamento del Salón Nacional?. ¿Al intervenir una foto le quitamos su carácter documental?. ¿Ha muerto el fotoperiodismo?. Nada mejor que ir a la exposición Arte argentino actual en la Colección de Malba. Obras 1989 -2010, y darse una idea de el lugar que tiene la fotografía argentina en el contexto más amplio del arte en general. Les propongo un juego de preguntas y respuestas:

Les subo cuatro fotos que integran la muestra.  A mi juicio, excelentes. Tienen la particularidad de ser fotografías que abrevan en diferentes disciplinas. Arriba: «Héctor, El Mártir», 2003. de Marcos López. Abajo: «Costa, Patagonia, 2010. De Alberto Goldenstein.

La foto de Marcos es una intervención digital. La de Alberto, una toma directa. Abajo, Pont Neuf, 1997. De Dino Bruzzone. Y más abajo: «Autorretrato Nicola Constantino, según Antonio Berni. De Nicola Constantino. La de Dino, es una experiencia visual fantástica. No se sabe bien si es una foto fuera de foco del mismísmo puente, o es una maqueta. Si los colores están intervenidos digitalmente, etc. Hay que verla. La de Nicola, es una cita a la historia del arte argentino. ¿Por qué?

Tenemos entonces: cuatro experiencias bien distintas colgadas en las paredes de un museo y en el contexto del arte que le es contemporáneo. Si pienso en diez años atrás, o quince tal vez, me pregunto, les pregunto:

– ¿Ha cambiado el criterio por el cuál  se dice que una foto es documental?

– ¿Es un cambio positivo, o negativo?

– ¿La fotografía de prensa debería estar colgada en las paredes de un museo?. ¿O mejor que se quede donde está?

– ¿ Una buena fotografía, ¿mejora con el tiempo, más aún que una pintura?

– ¿Qué fotógrafos de los años 80 y 90 (el segmento de tiempo que ha tomado el curador) deberían estar presentes en esta muestra y no están? Y aclaro: esta pregunta es para contestarla en el contexto de lo que es la colección Constantini, con sus objetivos artísticos, económicos, los aportes de empresas, etc.

– ¿Por qué no hay todavía ninguna investigación seria sobre la fotografía argentina del siglo XX

– Un genio que no muestra sus fotos. ¿ES un genio?