Disparen sobre el maestro 05

Hoy pensé que era jueves. No me gustó nada darme cuenta de que en verdad es viernes. Ya saben, yo tengo una sana obsesión con los jueves. Para mi es el día en el que la vida de uno puede completarse. Quiero decir: se puede nacer y morir en un jueves. Es el único día perfecto.

Pero no estoy aquí, ahora, para contarles estas tonterías sin sentido. Hoy quiero proponerles que ataquemos con todas nuestras fuerzas 🙂 a un fotógrafo de culto: Stephen Shore.

Ustedes dirán: no puedo atacar su obra, porque sencillamente no la entiendo. Y yo les replico: por eso mismo más vulnerable es este gran maestro. Les paso mi lista y a ver quién tira la primera piedra:

1. Hizo una obra maestra Uncommon Places, pero ya mostraba la hilacha

2. La «hilacha» es su pomposa vocación «conceptual» que desarrolló a lo largo de su carrera. ¿Qué es lo conceptual en sus fotos?

3. Es un autor muy prolífico. Y claro, disparando de esa manera cualquiera tiene una obra masiva

4. Quiso hacer «la gran Egglesston» con el uso del color, pero no le llegó a los talones a Willy

5. Por culpa de Stephen Shore, ahora somos millones los que nos pasamos la vida fotografiando platos de comida como si fueran naturalezas muertas. (Yo, el primero)

6. Escribió un libro poético y didáctico. Genial, a mi juicio. «La Naturaleza de las fotografías». Pero por qué no lo aplica!

 

En fin, se los dejo servido. Este autor promete ser un tema de discusión profundo y muy actual. ¿Quién empieza?