EL FIN DE LA HISTORIA

Está llegando el fin. Ya lo dije ayer, cuando empezamos a conocernos esta historia se termina. Por otra parte, hicimos bien. NO hay otra forma de pensar la historia que no sea con imágenes. Necesariamente tenemos que recurrir a ellas para poder escribir, para pensar el pasado, el futuro. El presente está plagado de imágenes que nos remiten en infinitas direcciones. Pero todo sale de alguna imagen.

En nuestro juego, las fotografías circunscriptas a una serie de reglas arbitrarias, fueron avasallando las barreras. Desbordaron en la necesidad de contar la historia, la de cada uno. Y en  nota de ayer hubo más diálogo que fotos! Me conmociona ver en la realidad concreta y palpable el enorme poder que tienen las imágenes.

Ayer me tomé la libertad de empezar a vincular nuestras vidas, un poco arbitrariamente también. A ver qué sale. Hoy, todavía es una incógnita saber qué han hecho. Y esta noche las fotos que cierren el díptico del 31 serán las, para mi, más importantes fotografías. ¿Habrá lugar para la intimidad que tanto hemos atesorando en este blog?. ¿Caeremos a la tentación de las selfies?. Yo creo que ahora sabemos, en carne propia, lo que es un retrato.

Veamos qué salió ayer, y sabremos cuáles serán las fotos finales del 1 de enero.

¿Quién empieza hoy?

Para los que se quieran sumar ahora, lean las reglas haciendo click aquí

Foto: Gabriela dE