El gran Tilcara

 

Finalmente, y después de arduas averiguaciones dimos con el ganador del gran premio de honor del Salón Nacional de Fotografía 2013.

Eduardo Maurizio (alias Eduardo Tilcara) es de Mar del Plata. Y no es la primera vez que se presenta al SNF.  En 2006 obtuvo una mención de honor del jurado. En 2008 una mención. Y en 2011 su obra GULA fue rechazada. Ahora se le dió. Lo cual prueba que para ganar hay que persistir y no darse por vencido. Y además, hay que tener buenas fotos…

Más allá de los saludables cambios en el reglamento del SNF, que ya comenté en un post anterior (click aquí!) me gustaría iniciar con ustedes, queridas lectoras/lectores, un breve debate sobre las cualidades de la foto ganadora (hoy me siento muy formal, se nota). El título de la obra es Ultima cena chatarra . Y aquí abajo les cuento a primera vista lo que me parece esta foto:

. No voy a hacer comparación alguna con las otras fotos seleccionadas y/o premiadas.

. La temática es muy actual y el título bien ganchero, adecuado.

. Se inscribe en la mism línea de las pocas fotos anteriores que vi de Mauricio. Asi que hay coherencia en su búsqueda.

. La resolución técnica y formal es impecable.

. Tiene mucho impacto visual. No es precisamente una toma de la Escuela de Düsseldorf! Para mi,  se acerca más a la temática que tan bien domina Marcos López.  No encuentro otras referencias  en autores que yo conozca.

. Se darán cuenta, por mis comentarios precedentes, que la foto cumple (a mi modo de ver) los requisitos de una muy buena imagen. Pero tengo que confesarles algo: no me apasiona. Y esta afirmación mía es bien contradictoria. Reconozco que soy una gran admirador de grandes autores alemanes actuales que fotografían interiores secos, impersonales casi. Esas fotos me emocionan. Ésta no.  Ya sé que la comparación es tal vez inadecuada, pero es lo que se me ocurre en el momento, y no tuve la oportunidad de conversar con nadie del tema.

Esta breve descripción mía no intenta ser una crítica negativa para el trabajo de Mauricio. Celebro su perseverancia y el justo premio logrado. Iniciemos la charla, a ver si cambio de opinión!