El juego de las cosas por su nombre

Acá voy, sin red; no voy consultar ningún libro ni googlear nada. Quiero decir, con cierto orden, «qué es lo que veo». Pero no le quiero poner títulos. ¿Les gustaría jugar conmigo?

Acá les subo los trípticos, cuatrípticos, que más me gustaron. De arriba hacia abajo, sus autores son: Solange Baques, Rubén Romano, y Derek Miles Forrest Talbot (qué largo Derek!). Bueno, Aquí va lo que veo en cada uno de los trabajos:

Solange: De izquierda a derecha, una niña oriental, una casa iluminada en la noche, una señora sentada a la mesa. Todo muy sixities. La casa puede ser en algún condominio privado. Las tres tienen el mismo clima; eso les da unidad a la lectura. Y veo un conflicto: la niña oriental nada que ver con la señora occidental. Pero las dos miran para abajo, en actitud pensativa, y hasta triste. La casa es lo que las une (o las separa) además de la actitud. ¿Qué más puedo decir?, nada. Pero esto ya es bastante para dejarme pensando, y con ganas de volver ver estas imágenes, y seguir escribiendo de lo que veo.

Rubén: Plantea la lectura claramente de izquierda a derecha. Es fílmico, es una secuencia, Primer plano, plano medio, cuerpo entero… y al final, la silla vacía. El señor está lleno de información: en sus adornos, en su ropa, en la actitud. Algo se va alejando hasta desaparecer: los pueblos indígenas. Lo leo claramente. Pero puede ser otra cosa también. Me dan ganas de volver a mirar (si fuera en mayor resolución mejor!), porque tengo un montón de incógnitas por resolver, aunque menos que con el planteo de Solange.

Derek: El cuerpo, los retorcimientos de la carne, la piel y sus pliegues. Acá es pura sensualidad y geometría. Casi casi que no puedo identificar qué partes nos presenta Derek. Me gusta la continuidad de las líneas que me llevan de una imagen a la otra, y a la otra. La luz clara. No me evoca más que sábanas limpias, a la mañana, el despertar, el cuerpo joven. Unas fotos de Marilyn. No es poca cosa!

Los invito a jugar: les pido que elijan en el post anterior su tríptico preferido (que no sea el propio…) lo suben y nos cuentan «qué ven».

¿Quién empieza?