El momento impreciso

Recién llego al hotel. Mi primer día en Londres. Estaba desesperado por ir a la Tate Gallery. Me perdí un poco con la combinación del subte y llegué al Puente del Milenio cuando faltaba menos de una hora para cerrar. En el camino empecé a practicar lo que ahora llamo momento impreciso! que es una manera amable de calificar mis fotos apuradas de turistas.

Entré a la librería de la Tate y no me decidía entre Paul Graham y Araki. Estoy de lo más ecléctico. Pero me di cuenta que ellos también eran bastante imprecisos!. ¿Dónde está el secreto de una buena foto entonces?

Al final me compré Fragments, de Jean Baudrillard. Buenísimo el viejo! Nada de fotos dudosas. Me quedo con los lúcidos pensamientos de un hombre que se acercaba a la muerte.