El Salón Nacional da la cara! :)

Ayer estuve un largo rato charlando con Giselle Amparan, la abogada del Palacio Nacional de las Artes y aclaramos toooodas las dudas con respecto a la nueva reglamentación del Salón Nacional.

En diversas entregas les voy contar todo lo que hablamos. Se van a sorprender! Pero acá les mando las respuestas de Giselle (del Salón Nacional) a la duda que nos carcome a todos: ¿Cuántas fotos hay que presentar? y ¿Qué cosa son esas carpetas?.

 

«Ahora el reglamento es federal. Es un reglamento que tiene 8 disciplinas. Al agregar la memoria técnico descriptiva, tenés la posibilidad de no hacer la copia definitiva y el enmarcado.

Vos mandás de 3 a 5 fotos de la obra. Si quedás seleccionado recién ahi vas a copiar y a enmarcar. En la memoria descriptiva vos explicás cómo estará presentada la obra final.

Está claro, las obras finales tendrán un tamaño máximo (incluyendo marco) de 200 cm x 250 cm. Estamos hablando de las obras finales. Las que presentás solo si has sido seleccionado.

En las carpetas vos tenés que mandar tres fotos (hasta 5) de la misma foto que enviarás. Tener varias fotos iguales facilitará el trabajo del jurado (para que no estén todos juntos observando una sola foto).

Si acaso vos querés destacar algún detalle de la foto que te parezca relevante, dentro de esas 3 fotos podés incluir una donde se enfoque ese detalle en particular. O si la obra tiene que ir con un soporte especial, etc. No hay obligación de incluir en las fotos de la carpeta ninguna imagen de la obra terminada y enmarcada. Que quede claro: se presenta 1 obra. En la carpeta bien podés incluir 3 fotos iguales, exactamente iguales de la misma obra. En el artículo 6 lo dice claramente. 

Ahora bien, es obligatorio llenar el formulario de inscripción. Está la memoria descriptiva. Ahi hay que volcar todos los detalles del acabado final de la obra: marco, color del mismo, cristal, acrílico, etc. Esta memoria descriptiva es de presentación obligatoria.

Se puede presentar una memoria conceptual sobre la obra (en hoja suelta), pero no es obligatorio.

Hay que tener consciencia de que éste es un cambio muy importante. Se modifica una costumbre que al fin y al cabo a muchos autores les gustaba: traer la obra terminada a la sede del Palais. Pero pensamos que, para las 8 disciplinas del SNAV es un gran avance para ampliar las posibilidades de participación de todos los autores del país.»

Amigos, amigas, si tienen más dudas con respecto a este punto, me las escriben todas acá abajo que entre Giselle y yo las vamos tratando de aclarar. Listo! ¿Quién empieza?