Epígrafes sin fotos

Lo escibí ayer en mi muro, y se produjo una reacción en casacada. Pregunté: ¿Les gustaría la idea de una revista de fotografía con fotos sin retoque y sin epígrafes?

Hoy, después de la gran charla que mantuvimos la tarde de ayer, seguí pensando en el tema. Estaba editando una nota de Eduardo Soteras Jalil. Eduardo acompaña con sólidos y cortos epígrafes todas sus fotos. Yo, agradecido editor acostumbrado a patalear para conseguir de a gotas lo que las fotos no quieren decir, no pude menos que emocionarme ante el profesionalismo de Eduardo.

Pero sigo pensando. Y ahora con mayor profundidad, con una vuelta más (gracias a ustedes), que es cuando las cosas se ponen interesantes, les pregunto: ¿Una publicación con fotos, textos, títulos… y sin epígrafes, es posible?. Les pido que vean el trabajo de Alec Soth Looking for love (1996), que acá les muestro (click aquí) y me dicen. Tienen el título y la serie de fotos. Hay que leer esas imágenes. ¿Qué más necesitan para que sea un producto editorial?

Por otra parte, la serie tiene unas características técnicas que la convierten en un relato de verdad. Más allá del blanco y negro, ¿Cuáles son esas características? (click aquí)