Familia no hay una sola

En 1955 el Museo de Arte Moderno de Nueva York inauguró La Familia del Hombre, con 503 fotografías de 68 paises reunidas por Edward Steichen, director de fotografía del museo y curador de la muestra.

La exhibición, que recorrió una gran cantidad de paises a lo largo de los años que siguieron a su inauguración, estaba diseñada de un modo original para la época. Diversidad de tamaños, historias, series. El conjunto se parecía más a las páginas de la revista Life que a una muestra convencional de arte.

Este proyecto reflejaba la idea que Edward Steichen y Wayne Miller tenían de la familia en el mundo en ese momento histórico, y desde la perspectiva de los Estados Unidos. Con el respaldo del MoMA se dieron el lujo de convocar a los fotógrafos más respetados, a los talentos de moda, y a los wannabe de la época que hoy son reconocidos maestros del medio.

El sábado pasado, Sub-Coop. Cooperativa de Fotógrafos estrenó en la Galería ArtexArte su primer gran proyecto curatorial en el que intenta dar una imagen (múltiple) de la familia en nuestro país. El recorrido  por la idea de familia en el sentido convencional como la que presentó Steichen hace 65 años, es uno de los referentes de este proyecto. Pero acá se trata de poner en tensión el concepto tradicional de la familia, con los modelos actuales que todavía no alcanzan la superficie de lo visible para el público en general, en una sociedad que cambia más rápido por arriba que por abajo. ¿O era al revés? 🙂  En los 60´s acá estaba de moda la telenovela  «La Familia Falcón» que ofrecía un modelo a seguir, con sus cosas buenas, y con su siniestro sentido de la autoridad y de los valores de la época también. Hagamos memoria y veamos que pasó después en la Argentina.

«Ser familia» para Sub es presentar lo diverso y hasta lo opuesto en ensayos cerrados en sí mismos, «que indagan en temáticas como la ausencia, descendencia, pérdida, identidad, memoria, maternidad, diversidad sexual (…)»

El paso del tiempo, la vida y la muerte están presentes en todas y cada una de las imágenes (como en toda fotografía). Lo destacado aquí es la sensibilidad de cada artista para expresarlo. Es conmovedor el trabajo de Cecilia Estalles, una verdadera reflexión sobre los límites del medio y el mejor ejemplo  de que una obra es también el montaje y la marquetería.  El escrupuloso respeto por la individualidad de cada uno de los 25 artistas convocados es el elemento discordante con la propuesta de Steichen. Algunos tópicos se repiten (aunque sean diferentes). Aquí  aparece la figura de lxs curadorxs que plantean un camino. ¿Por qué las celebraciones familiares de Vero Mastrosimone y las de Cecilia Reynoso juntas? ¿Por qué la relación con el padre, vista por Martin Weber y por Res? ¿Por qué la inclusión de las bellas fotos del francés Alain Laboile?

Esta exhibición no se termina con las fotos colgadas. Sub desarrollará a lo largo de tres meses una cantidad de actividades que ayudarán a comprender y confrontar las ideas visuales que están a consideración del público.

Familia, modelo para desarmar es el mejor título para esta propuesta que promete traer polémica, y  es a la vez,  una manera inteligente de integrar la obra de los consagrados y los que están llegando en la fotografía Argentina.  Les propongo amigxs que hagamos nuestro aporte desde el blog. ¿Qué es familia hoy? ¿Se puede resumir en una foto?. Les pido que la suban al blog y lo vamos charlando.

………………………………………………...¿Quién empieza?

Fotos: Alain Laboile, Beto Gutierrez.