Fotografiar el futuro

Esta mañana me desperté bien tarde. Quería compensar las corridas de la última semana . Hoy fue domingo de paseo con Eulogia por Madrid, y nada más. No blog, no Facebook, no Flickr, no Twitter, no muestras, no lista de los diez mejores fotógrafos de la historia. Hoy descanso le dije a Eu. Asi que nos fuimos caminando hacia el Museo Reina Sofía y pasamos por la Caja de Madrid, donde redepente Eula me hizo entrar casi de un salto. “Mirá esto pa, te va a gustar”: “Retratos de Nueva York: Fotografías del MoMA”.

Más fotos! Entré desconfiando. Confieso que tenía más ganas de tomarme una caña en alguna terracita, cerrar los ojos, soñar con fotos incluso, pero no verlas!

Recorrimos cuatro salas enormes y vimos copias de época de la colección del MoMA. Estaba lleno de gente. Fotos, fotos de las que te pegan en alguna parte de la mente y del cuerpo, que te mueven. Los mejores fotógrafos norteamericanos de todas los tiempos reunidos admirablemente en una secuencia temática y de a ratos cronológica. El futuro (nuestro presente) podía intuirse en esas imágenes del pasado. La fotografía es la última caja de sorpresas de la memoria.  Nadie repara demasiado en ella hasta que alguien la pone en el lugar indicado, la abre y nos permite adivinar el povenir.

Me acordé de la muestra del histórico Bartolomé Ros que se expone en PhotoEspaña 2009. La imagen de Franco y Millán de Astray entonando cánticos legionarios en Ceuta en 1926 fue una anticipación de la ferocidad de una guerra civil que se llevaría consigo la vida de millones de españoles.

Eulogia se fue a visitar a una amiga y yo segui hacia el Reina Sofia. Pero ya no quería cerrar los ojos.  La lista de los diez mejores fotografos de la historia apareció otra vez!,  y el ruso Sergei Bratkov, que me tiene obsesionado desde que lo descubrí aquí, junto con la lista. Desde el primer momento lo vi como un fotógrafo que abre cajas de sorpresas, como Diane Arbus. Aqui les muestro su foto “Mickey Mouse” de la serie  Detención Juvenil de 2001 que tiene una extraña relación con “Niño con granada de juguete en Central Park”, la famosa foto de Arbus que vi en la exhibición de La Caja.

Llegué al Reina Sofía disparando mi maquinola a todo aquel que se me cruzaba por la Calle de Atocha. El museo ya había cerrado. Di una vuelta por la plazoleta llena de turistas que como yo se habían quedado afuera. Miré las fotos que había tomado (qué decepción!) Abrí mi libreta y repasé la lista inconclusa de “los diez mejores…” que hizo Hans. Lei también la que escribió Dani Yako. Me fui a un bar y comencé a escribir este comentario. Ahora son las dos de la madrugada y lo termino en el hotel. Me voy a dormir. No quiero olvidarme de incluir en mi lista a Dorothea Lange que en los años 30 ya estaba fotografiando el futuro.