Hacer lo correcto

Aye se dio a conocer el ganador de la foto del año del World Press Photo Contest. Mads Nissen, con su trabajo sobre la homofobia en Rusia se llevó el galardón.

Arriba les subo la foto, pero les pido que recorran la galería que sobre el tema Mads tiene en su sitio oficial.

Ayer, me llamó Constanza Bertolini de La Nación para pedirme testimonio sobre el premio recién otorgado. Como yo fui jurado en Amsterdam el año pasado, algo interesante tendría para decir 🙂 .  Lean aquí mis dichos y después me cuentan.

Si se han tomado el trabajo de leer la breve nota, ahora si, les hago mis preguntas y empezamos la conversación:

1. La foto es buena, ideal para elegirla entre las 15.000 participantes, porque es directa, emotiva, y simple. 

2. Hay que completarla con el epígrafe, porque si no se puede leer de cualquier manera. Es más: yo diría que si la ves solita no expone ningún drama identificable, acá y en cualquier lado

3. Es un problema que se dedique tan poco tiempo para mirar tantas fotos durante los juzgamientos del WPP.  Es una manera (involuntaria seguramente) de lograr que siempre siempre, las fotos ganadoras se parezcan.

4. Este año solo tuvimos un gran drama internacional: El Ébola. Si no, las cosas hubieran sido distintas con la temática del primer premio.

5. No hay representantes latinoamericanos en el jurado finalista. Y esto marca mucho la mirada sobre los problemas internacionales. Hay una tendencia a estetizar muy evidente. Fíjense si no, en el resto de las fotos de Nissen sobre la homofobia en Rusia.

6. Mi foto preferida se las subo acá arriba. Y es de Yonghi Chu. Estoy convencido que esta sencilla imagen no necesita ningún epígrafe, y que representa un drama universal, vigente, y que por supuesto abarca también a los humanos

¿Empezamos la charla?