La ambición del fotógrafo

Sergio Larrain hacía unos dibujos de colores, y reproducía el entorno de su humilde cuarto sin muebles, en su retiro chileno. Allí encontraba flores, maceteros, tazas y teteras; sus escritos mecanografiados y apilados en el piso.

¿De qué charlarían Larraín y Cartier-Bresson? Bresson dedicó gran parte de sus últimos años al dibujo (vi un libro lindísimo en Les Ateliers SNCF). Me gustan más los dibujos de H.C.B. que los del chileno.

Sugimoto supo desde sus inicios que quería ser fotógrafo, pero también quería ser un artista conceptual. Lo dijo hace unas noches en su presentación en la segunda noche de Arles. Larrain solo hizo reportajes durante 3 años de su carrera, pero nunca se planteó conscientemente ser un artista.

Les transcribo las cosas que fui anotando mientras recorría la muestra de Larraín hace unos días:

. Las fotos que hizo de los niños de la calle en 1957 me hacen recordar al trabajo de Gabriel Diaz. (encabezando este post)

. En 1960 fotografía en el Perú. ¿Alguna influencia de Robert Frank tal vez?

. Fotografía su mano proyectada sobre una piedra gigante en el Cuzco. Koudelka!

. Muchas fotos desde el piso y desde arriba. Una influencia clara de sus primeras fotos de Valparaiso en 1954 donde todo sube y baja!

. Sus imágenes insinúan. No muestran

. Bresson lo llevó a Magnum

. ¿Reencuadraba?

. En 1995 hizo un libro artesanal con sus dibujos y fotos y poemas…

. «Rectángulos de un momento»

. «The pass is data, the future posibilities. We have only the present, eternaly»

. «Los problemas son tareas»

 

.