El amor de todos los días

El gran Walker Evans (sigo mirando sus fotos y cada vez me gusta más Atget en comparación) decía en 1938 que había que concentrar el ojo en cómo vive la gente, sus costumbres, qué visten, qué comen. En una palabra, lo cotidiano.

W.E. es un grosso. Siempre lo fue. Pero no me banco esos aires de «dandy» que tenía (ya entró The Negative Man…). En fin, no me quiero ir de tema! LO COTIDIANO es el título que englobará todas las muestras de PhotoEspaña 2009 (allí estaré blogueando del 3 al 9 de junio). La bellísima foto de William Egleston (arriba) formará parte de una muestra sobre los años 70. Y hay más, Leibovitz, Lange, etc.

Lo cotidiano es lo que veo cada mañana cuando navego en mis favoritos de Flickr. Imágenes sin pretensiones, que de eso se trata la fotografía. Fernando de la Orden inaugura hoy en el Centro Cultural Borges una pequeña muestra acerca de su hijo Ezequiel. Lo de todos los días, incluso la ausencia… NO se la pierdan!

Y mañana también inaugura Martin Parr en el Centro Recoleta. Y que hizo Martín Parr? dejar de lado un poco los colores estridentes, los objetos en primer plano, el lamparazo saturador…. y volver a lo cotidiano. Sus fotos recuerdan sus primeras imágenes de las playas de Brighton.

Volver a fotografiar lo cotidiano, si. Pero como escribió Walker Evans: «Mirar concentradamente. Es el camino para educar tu ojo. Y más aún, mirar fijamente, entrometerse, escuchar a escondidas. Morir por descubrir algo. No estamos aquí por mucho tiempo»