La experiencia de fotografiar

Ahora mismo debe estar  comenzando la charla de Miguel Rio Branco en el Museo de Bellas Artes, y yo aquí, clavado en la redacción! Me desquito, me llaman para una reunión en otro piso y me excuso. Tengo que editar una nota de moda y me escondo!. Me clavo a la computadora. Leo en WallPaper online que Leonard Freed hace una muestra en Berlín. Dice Freed: «la fotografía es un arte elusivo. Lo que separa lo meramente bueno de lo verdaderamente excepcional es un nebuloso y subjetivo cóctel de dominio técnico, un buen sentido de la estética, y la capacidad, tal vez, de transfomar las cosas de todos los días en algo exquisito»

La verdad, no me sorprende lo que dice Freed, y además me quedo con H. C. Bresson si empiezo a comparar. Sus fotos me gustan, pero ya me aburren un poco. Por qué me pasa esto con los grandes consagrados de la espontaneidad y del blanco y negro?

Tengo una imagen en la cabeza desde hace días. La soñé? la vi en alguna parte y no me acuerdo. La «googleo» y la encuentro! Es de Jeff Wall y si, parece un sueño. Un mal sueño. Se llama «Pulpo» y es inquietante

Este canandiense (que tiene la misma edad que Rio Branco) parece estar en las antípodas de Freed cuando dice: «Hay cosas que cambian. Por ejemplo, algunos de los temas de mis fotos tal vez hayan sucedido en equis lugar, pero los fotografié en otra parte» Guau! esto si que me deja perplejo. El pulpo sigue ahi, sobre la mesa y recuerdo las palabras de un viejo profesor de pintura: «siempre pinto, no necesito ni un caballete ni pinceles. Pinto con los ojos» Me parece que Freed, Wall,  y mi viejo profesor se pusieron de acuerdo: se fotografía con los ojos primero que nada, y el proceso técnico posterior inmediato o mediato se transforma por obra de nuestra imaginación, y nuestro sentido estético en algo nuevo ,y a veces, extraordinario…. Habrá terminado ya la conferencia de Rio Branco? Igual no llego. Al menos es viernes!