La facha es lo de menos

En una época la facha de fotografo era importante. Creo que lo primero que hice al llegar a Nueva York la primerísima vez que pisé la ciudad, fue ir corriendo a Banana Republic y comprarme un chaleco “bien Camel”. Lo usé por muchos años, y lo conservo todavía.

Igual pasaba con las cámaras. Si tenías una FM2 eras un looser frente a los que tenían F-3 de Nikon. Es más, si tenías un buen chaleco y una cámara costosa, casi que no necesitabas credencial para entrar en los más inaccesibles lugares.

Hoy, las cosas han cambiado mucho. Nadie quiere “parecer” un fotógrafo (si lo que está buscando es tomar fotos) y mucho menos se arriesga con un equipo caro por las calles de la ciudad. Aunque hay excepciones, claro!

Yo pienso que el hábito hace al monje (sabios apotegmas Robin!). Y me pregunto cómo se ve un fotógrafo del siglo XXI. ¿Me ayudan en esta boludez? Arriba les subí un modelito muy cool para conflictos armados Y ustedes buscan modelitos para: 1) fotógrafo de moda. 2) fotógrafo documental, 3) Fotógrafo socialero, 4) Fotógrafo dominguero.