La foto de domingo

Buen día amigos mios! Qué solazo hermoso tenemos hoy. Perdón! me olvidé de subir la nueva foto de domingo. Me voy del patio y del sol,  prendo la maldita computadora y aquí les pincho esta foto de  Pablo Carrera Oser. Para ver algunas de sus trabajos, hacé click aqui

¿Qué les parece a ustedes? Yo veo: el gesto de amor de estos dos chicos, que no sé si es tanto amor como que están mirando algo hacia abajo que está fuera del cuadro.

Si! eso es. Entonces ya tengo algo que me interesa. Y siempre, o casi siempre, lo que más me gusta de las fotos es lo que sucede fuera de ellas. El encuadre es un poco casual, y eso me gusta también. Hace al momento «más creible». Pero lo que me asombra de esta pic es el lamparazo impiadoso que se refleja sobre el cristal de la ventanilla y delata la presencia del fotógrafo. Pablo invadió la intimidad de esta parejita de enamorados con los tapones de punta. Nada de ocultarse. Y en un vagón de subte! Me preguntó quá habrá pasado luego de tamaña agresión simbólica.

Y es la luz del flash la clave de esta foto. Esta luz cruel que permite describir todos los detalles, aún los que no vemos, aquí se ha transformado en una caricia sobre los rostros de los enamorados. Y lo que no ven, y nosotros tampoco, y el ambiente apenas insinuado, la «cita» del autor en el preciso instante de disparar. Un momento congelado de intimidad en medio de la multitud. Ahhh, me olvidaba: el blanco y negro. Maldito blanco y negro!

Qué tengan un espléndido día y espero comentarios, críticas demoledoras, etc.  A ver! Quién tira la primera piedra?