La nueva fotografía argentina no es

Pasa algo raro, de un tiempo a esta parte me encuentro con autores nacionales que no me recuerdan a ningún otro fotógrafo. Quiero decir: viendo portfolios de jóvenes fotógrafos, a veces puedo adivinar qué talleres hicieron!

Pero si nos ponemos a hablar de fotógrafos de 40 años promedio, se ve que hay un proceso de maduración muy interesante. Si concuerdan con esta idea, ¿Cuáles son a juicio de ustedes los más destacados?

Recién se inició una buena charla en FB cuando publiqué: “Pienso, luego insisto”. Estoy convencido que la madurez que exhiben algunos de nuestros artistas fotógrafos sub 40 tiene que ver con un apreciable período de asentamiento e insistencia sobre esas “primeras buenas fotos” que pasaron por los filtros de los mejores talleres de Buenos Aires, por la revisión de portfolios de varios festivales (aquí y en el exterior); y vuelta a fotografiar, y probar otras tecnologías, y confrontar con los grandes y salir airosos con algo en la bolsa. Nuestros jóvenes autores piensan, si. Y luego insisten, insisten.

¿Y con los sub30 cómo andamos? Les tengo que confesar que no me atrevo a subirles en este post ninguno de los autores que tuve en mente cuando empecé a escribir. Me gustaría charlarlo más adelante con ustedes. Y claro, con todos los que vayan a la inauguración del II Nano Festival de Fotografía el 22 de noviembre.

Para inspirarnos, les subo fotos de tres jóvenes ( 😉 ), pero no de acá. A ver qué les parece y qué paralelos encuentran con la producción local:

De arriba a abajo: Enrique Metinides, Ari Marcopoulos, Antoine d´Agata (gracias Juli!)