La pérdida

Un grupo de objetos dispuestos sobre una mesa. Casi siempre hay una botella, papeles, algunas cosas más pequeñas. El punto de vista es un poco más bajo que la altura del observador.  Esto es un bodegón. Sudek, en la imagen de abajo, es un maestro que olvidamos siempre. Laura Letinsky es la que más me gusta de los autores actuales que practican un género tan de la pintura. Vanitas es un bodegón pero cargado de simbolismos: la muerte, la sabiduría, lo femenino, la guerra.  Naturaleza muerta es la definición que menos me gusta. Pero es la más acertada. Las hermosas fotografías de flores hechas por Saderman no son naturalezas muertas.

Las fotografías de Guillermo Giambagi (en la imagen que encabeza este post) son para mi una incógnita. No puedo clasificarlas. Son una serie y parece que cuentan una historia. La de sus abuelos en la casa familiar de Mar del Plata. Una nueva forma del bodegón que multiplica los interrogantes e invoca recuerdos compartidos por todos. O casi todos. Aún asi, en la delicada descripción de esos jarrones baratos, lo de Guillermo es una reflexión piadosa sobre el pasado, sobre la pérdida.

Mañana miércoles a las 18:30 hs nos encontramos a charlar sobre las fotos de Guillermo expuestas en el MALBALos invito a recorrer la muestra y  seguir la conversación allí, mirando sus fotos.