LA PRIMERA Y LA ÚLTIMA

Muchas veces me lo dijeron mi padres (¿padres?) cuando era chico: “Es la primera y la última vez que te lo digo!”. Así que conozco el repiqueteo de esta expresión tan común, tan determinante, un ultimatum podría decirse.

Pero para el juego que les quiero proponer durante los ocho días fatídicos del fin de año, esta expresión adquiere una dimensión diferente. Es una propuesta rígida, si (como todas mis propuestas!), pero tiene la intención de mejorar nuestras habilidades fotográficas, y explorar un poco más profundamente una modalidad del retrato que últimamente se la toma muy a la ligera. Me refiero al “autorretrato”, que no es “selfie” (Ojo!)

La idea es hacer, desde el 24 de diciembre, y hasta el 1 de enero inclusive, dípticos. Estos dípticos estarían compuestos por dos autorretratos verticales, uno al lado del otro. El de la izquierda sería el que haríamos en el preciso momento en el que nos despertamos. Antes de ir al baño, antes de ver el celu, antes de nada de nada, nos hacemos el autorretrato. Y el de la derecha sería lo mismo pero realizado a última hora, cuando nos vamos a dormir, después de todo, de lavarse los dientes, de leer, de ver Netflix, etc. En una palabra, segundos antes de apagar la luz. Entonces el título cuadra perfecto: “LA PRIMERA Y LA ÚLTIMA”. Estaremos intentando ver, en esas dos tomas, el efecto de la jornada en nuestros rostros, o lo que quieran que veamos.

Cuando tienen las dos fotos, arman el díptico y lo suben a la nota que voy a escribir acá cada mañana con mi correspondiente foto. Así vamos viendo y comentando.

Pero no todo es tan fácil, no se crean. Tengo además una lista de cosas que hay que hacer y que no hay que hacer para que el ejercicio sea realmente beneficioso. A saber:

  1. No vale la selfie con el celu. Estoy harto de ver esas fotos. Acá estamos hablando de un autorretrato, hecho con una cámara (o con un celular, pero montado en trípode). Se trata de algo que hay que pensar, encuadrar, elegir el fondo, etc.
  2. El encuadre siempre debe ser el mismo, al menos cada día. Después se pueden ir cambiando. Lo que quiero decir es que cada díptico tiene que tener dos fotos con encuadres idénticos. Las fotos las tiene que hacer unx mismx, no otra persona.
  3. Se puede hacer close-up, plano americano, cuerpo entero,  de frente, tres cuartos, de espaldas! lo que quieran, pero respetando la regla 2 siempre
  4. No se puede hacer trampa y usar fotos viejas o fotos que no estén hechas a la primera hora del día y a la última hora de la noche
  5. La primera dupla se sube el 25 a la mañana
  6. Las fotos hay que subirlas acá al blog, a la nota que cada mañana voy a escribir. Si suben fotos a FB las borro. Una ventaja de subir acá es que no hay censura.
  7. La última foto se sube el 2 de enero a la mañana.

Después, cuando tengamos todo el material, los que hayan sobrevivido al desafío, vemos que hacer. Un libro, una muestra, lo que sea donde pongamos el hombro (y la inteligencia y los recursos) todes.

¿Qué les parece? Acá abajo los comentarios por favor.