La vida breve

Si hay una petit mort, debe existir como contrapartida, una vida breve. Onetti escribió una novela soberbia, lánguida y pesimista con este título. Por suerte casi ya no la recuerdo. Será esta «vida breve» que va de hoy al 31 de diciembre lo que estaremos retratando en la ciudad, y en todas partes.

A lo nuestro amigos. Hoy empezaron, anticipadamente, a subir fotos. Les cuelgo tres que me gustan a mi, aunque más no sea como disparadores de ideas, y que sirvan para seguir afinando la puntería.

Arriba de todo, una imagen de Daniela Pereiro. Es la que más me gustó del lote de esta mañana. Daniela buscó encarnar en este señor a un rey mago. Me gusta esa intención manifiesta. No me termina de convencer el señor que mira a la cámara. Ustedes qué dicen

Arriba, la foto de Ricardo Rado Hernández apunta a un tema que no por trajinado deja de ser una cantera inagotable de fotos (Martín Parr sabe bien de esto. Perdón!). Pero con las intenciones no basta. La foto de Ricardo está bien compuesta. Pero le falta drama. Le falta acercarse. En fin, le falta

Por último, la foto de Carolina Dilo (arriba). Un temazo. Las tarjetas de Navidad que llegan a las oficinas. Por suerte cada vez llegan menos. Pero igual, algo hay que hacer con ellas. Me encantan los «paisajes de oficina». ¿Qué les parece la foto de Caro? Yo creo que también le falta un trecho largo para ser un buen paisaje de oficina.

¿La seguimos? Espero vuestros comentarios y más fotos, cada vez mejores.