La vida en blanco y negro

Yo pienso que la vida es en colores, y es digital. Ya lo dije varias veces. Es una tontería intentar armar un debate con este tema. ES  una cuestión de gustos y listo. Algunas fotos en blanco y negro son más, más, más ¿románticas? ¿más documentales? ¿más veraces? Aquí en la redacción algunos piensan que el blanco y negro hay que usarlo sólo cuando se trata de temas históricos (¿?). Lucio Boschi está por publicar su libro Ranchos de la Argentina (con bellísimo texto de Isabel de Estrada), y se empecinó en que tenía que ser monocromo.

Daniel Muchiut (gran amigo de Chivilcoy, y  excelente fotógrafo) también ve como los perros que fotografía. Y ojo! esto no va en contra de los pichichos… Sucede que ellos ven en blanco y negro nomás (¿Será cierto?).  Edward Weston decía: «previsualizo una foto, y lo hago en blanco y negro». Yo tengo sueños que no tienen color, pero tampoco son en blanco y negro. Debo ser medio perro…¿Y ustedes?

Jorge Drexler cantaba: «Nuestra primera intención era hacerla en colores…» y temina en blanco y negro… Yo pienso que el blanco y negro es «más suave» y que por más que la foto sea un «san dramón» termina siendo más poético, más «bello», más «entrecomillado». Y el color no. El color te pega una patada siempre. Pero es muy difícil de manejar. A veces lo saturan tanto que ya no se ve, y otras lo desaturan demasiado y se transforma en un mal blanco y negro, como el que ven los perros!

Pero yo pregunto: ¿cómo es la vida misma, sino en colores? Robert Polidori acaba de mostrar en el Instituto Moreira Salles de Rio de Janeiro (Gracias Lu!) un panorama desolador de los efectos de la naturaleza y del hombre sobre los colores de la vida.

Y yo que no encuentro mi agenda todavía! Si, ya sé, le voy a preguntar a los fotógrafos cuáles son sus cámaras preferidas, y que las muestren. Asi nos enteramos con qué ojo ven al mundo, ya sea en colores o en blanco y negro. ¿a quiénes les gustaría que entreviste? Ya lo tengo a Aldo Sessa… ¿No me hacen una lista? Ustedes arman la agenda y yo la sigo.