La voluntad

El domingo fui a Proa a visitar la muestra Dioses, ritos y oficios del México Prehispánico. Cada pieza de la colección es una pequeña maravilla. El dominio técnico que los olmecas tenían sobre la arcilla y la piedra es notable. Y todo lo que hacían tenía un sentido muy definido. Los artistas, muy experimentados y sensibles, eran trabajadores anónimos. Al menos para nosotros.

El sábado, mientras esperaba el comienzo de una peli en el MalBA, me tomé un té en la confitería y volví a leer algunos párrafos del texto que Valeria Gonzalez escribió acerca de la Escuela de Dusseldorf, con motivo de la muestra Espacios Urbanos en Proa, hace dos años. Allí Valeria dice con respecto a la relación entre el matrimonio Becher y sus alumnos: “Los Becher no buscaban que los jóvenes fotógrafos copiaran sus resultados, pero sí que no se detuvieran hasta dar con eso que ellos mismos habían encontrado, la coherencia interna entre la voluntad de sentido y las formas  y técnicas utilizadas.”

Mientras leía por tercera vez el mismo párrafo que les cité más arriba, la moza del café me ofreció por dos veces una tarta de manzana. Hasta que se cansó y me trajo una medialuna por su propia iniciativa (¿?). Yo, seguía como si hubiera leido la fórmula de la poción mágica: “coherencia interna entre la voluntad de sentido y las formas y técnicas utilizadas”

Arriba, una imagen de Thomas Struth, tal vez uno de los alumnos más eclécticos de los Becher. Les recomiendo que googleen a este autor y miren sus fotos más tempranas, cuando imitaba el método de sus maestros. Y más tarde, su evolución hacia un estilo propio y distintivo.

Hace unos días subi a FB esta cita: “Hasta el mejor maestro carece de poder para crear un artista, pero las consignas que reducen la enormidad hipnótica del arte a una escala de opciones manejable al menos pueden prevenir al alumno de intentar abarcar más de lo que éste puede apretar”. Son palabras de Peter Galassi, el ahora retirado curador de fotografía del MoMA.

Es martes y todavía llegan comentarios a la Foto de jueves. Me pregunto acerca de esas fotos, de nuestro debate, y de las lecciones que nos quedan por aprender.