LA VUELTA MANZANA

Ya estamos en el nuevo año y termina nuestro juego. Al noveno día la consigna es la más fácil, pero al mismo tiempo complicada. ¿Cuántas veces nos hemos visto en esta situación antes?

A mi por suerte no me ha pasado mucho. Siempre salgo con una cámara, pero nunca sucede gran cosa. Un viejo colega mío volaba con la cámara colgada al cuello, sin excepción. Tenía ganas de que se cayera el avión y tener la primicia.

En nuestro mundo globalizado (que no es más que eso: un globo), las primicias ya no existen. Pero la memoria sigue siendo muy importante para un fotógrafo. La consigna es: salir a dar una vuelta manzana, sin cámara. Fotografiar de ojito, memorizar, y no conformarse con los edificios (que sabemos siempre van a estar), si no también con las personas.

Luego, si. Volver con cámara y tratar de enfocar nuevamente. Lo importante no es ni la primera parte del juego ni la última. Lo verdaderamente importante es lo que pasa en el medio. Entre que volvés a tu casa y salís otra vez. Suban sus fotos, y cuenten también la experiencia.

Hoy termina el juego que empezó el 24 de diciembre de 2016. Mañana haremos balance.

¿Quién empieza?

Fotos: Nigel Shafran