Las huellas de una espera

Para mi, el acto de esperar casi siempre es desesperante, contrariamente al sabio consejo del famoso dicho popular. Creo que los orientales, por ejemplo, no se angustian tanto con la espera. Algunos han descubierto que pasarse la vida aguardando algo puede ser un verdadero placer, otros se enfrentan a la angustia sin consuelo pero con ingenio y buen humor. Y por último están los que ya no esperan nada…

Creo que esta foto es clara huella de una espera. Y no es necesario agregar más palabras. Porque lo que importa ahora no es sólo esta imagen, sino todas las demás que componen el libro La Ciudad de la Espera. Y la muestra que servirá de lanzamiento del libro. Que no son dos propuestas separadas: es un proyecto en el que veintiún jóvenes fotógrafos trabajaron durante un año. Lo que más importa es el conjunto, la impresión general que el público se lleve después de la inauguración. En verdad, esta espera no fue una calamidad sino un sueño que pasado mañana se hará realidad. (sobre todo si se venden bastantes libros!)

Los esperamos este miércoles 16 de julio, a las 19 hs en el Centro Cultural Borges, Viamonte esquina San Martín.