¿Las tomo, las hago, o las robo?

Ansel Adams decía que un fotógrafo no «toma» fotos, sino que «las hace». Yo siempre pensé que mis fotos eran «robadas».  Hace años que robo y muy pocas veces me agarraron con las manos en la masa :)). La frasecita de Adams la encontré al azar googleando citas de grandes fotógrafos. Estaba buscando un poco  de letra para un texto que tengo que escribir sobre una joven y talentosa fotógrafa. Y la cita encontrada, como un objeto que uno se tropíeza en plena calle y adquiere un significado sorpredente, me disparó hacia cualquier lado menos el buscado.

Ladrón! pensé. Toda la vida he sido un ladrón! Incluso cuando fotogafío a alquien con su consentimiento, estoy esperando el momento de distracción para robarle a mi modelo el preciado segundo que no controla.

Chuck Close es un gran artista. Pero antes, o después de serlo, se convirtió en un gran fotógrafo. A él no le interesa robar. Me desconcierta la expresión que capta en sus retratados. El gesto parece neutral y los rostros también. Y aunque en la foto de arriba no hay gesto alguno, ¿Quién hubiera pensado que Kate Moss pueda ser asi como él la ve?  Es un cuerpo neutral.

Bernardita me pasa unas cuantas fotos de Juergen Teller desde Paris. Le dije: «Bernie! ¿me buscás a este alemán rechoncho y fanfarrón? Igual, me parece que me quedo con Chuck Close. Walker Evans se habría levantado en su tumba ante las naderías que hace Teller con Cindy Sherman con el vestuario del archi-divo-designer Marc Jacobs

Jim Jarmusch dijo: «Nada es original. Hay que robar de donde sea que encontremos algo inspirador, o provoque nuestra imaginación. Hay que devorarse las viejas películas, las nuevas también; música, libros, pinturas, fotografías, poemas, sueños, conversaciones al pasar, arquitectura, puentes, señales viales, árboles, nubes, lagos, luces y sombras. Y seleccionar sólo aquello que nos habla directamente al corazón. Si uno hace eso, entonces nuestro trabajo (y nuestro robo!) será auténtico. La autenticidad es invalorable; la originalidad no existe. Y no te preocupes en esconder tus pequeños robos. Hay que celebrarlos!. En cualquier caso, recuerden lo que Jean-Luc Godard dijo: «No es de dónde tomás las cosas, sino hacia dónde las llevás»

Yo no robo ideas; yo robo gestos! robo miradas, saqueo cuartos inadvertidamente, casi no me importa el paisaje. Hasta hice una carpeta en mi Flickr donde subo las fotos (pocas, si) donde me sorprenden infraganti! ¿Qué harían ustedes si los sorprenden en el preciso instante en que están tomando (haciendo, robando?) la foto de vuestras vidas?

AVISO IMPORTANTE: Estimado lector, si quiere subir un comentario a este blog, y no puede! escriba a dmerle@lanacion.com.ar