Lo bueno, lo malo, lo feo… y el estilo

Estaba charlando con Guada, nuestra superexperta en Twitter, y me mostró lo que está haciendo en la licenciatura de Ciencias de la Comunicación. El proyecto Facebook es algo para tener en cuenta. Sobre todo cuando encuentre le tiempo para leer a Piscitelli (me matan los discursos académicos!).

Ayer mismo lo charlamos en el taller. Facebook nos brinda una nueva mirada sobre el album familiar. Pero las fotos son mucho más pedorras (perdón, me encanta esta palabrita) de lo que eran en el album clásico, o en la cajita donde íbamos juntando las fotos por años y años. La foto familiar tiene un estilo! ¿Ustedes qué piensan?

El viernes fui a la inauguración de la Muestra «Playas» de Martín Parr. Humilde el hombre, se instaló en una sala secundaria del CCRecoleta y convidaba cerveza a los visitantes mientras aceptaba estoico el cholulismo de todos nosotros. Marcelo me dijo luego que la muestra no le gustó nada. Parr es un grande de la fotografía, a no dudarlo amigos! Tal vez aquí tenemos una idea un poco romántica de «cómo deben ser las muestras de los fotógrafos importantes». ¿Ustedes la vieron?

El sábado fuimos con Ignacio Colo y  Parr a visitar a Horacio Coppola. El ancianísmo genio (102)  tomó el té con nosotros, o lo intentó. Porque sus invitados no parábamos de hacer comentarios tontos y fisgonear por toda la casa en busca de libros incunables, datos, indicios, claves de un gran fotógrafo que ha sobrevivido aunque más no sea para firmar una primera edición de su libro Buenos Aires 1936.

Y si, notarán que escribo nerviosamente y salto de un tema al otro como un resorte descontrolado. Sucede que estoy preparando mi cobertura de PhotoEspaña 2009 y estoy un poco ansioso. Se me ocurrió la idea de informar del festival a los lectores en el mismísimo instante en el que veo alguna foto que me gusta, o engancho a Annie Leibovitz paseando por La Latina y la encaro para preguntarle boludeces. Para eso voy a usar mi cuenta de Twitter! (si consigo que me den un telefonito multimedia…) y asi podrán seguir mis atolondrados pasos por las calles de  Londres y Madrid a partir del 1 de junio.

Por último, si quieren ver o leer cosas buenas, abandonen ahora mismo este blog y vayan a visitar al de Amanda Jot. Ya saca chispas esta chica. Qué pena que no quiere publicar su retrato en su perfil. Un dia de estos les publico una foto que le hice hace un tiempito…