Lo viejo es nuevo… en las manos de Pipy

[HTML1]

Es un placer poder retomar la serie de notas “El Fotógrafo y su Cámara”. Siempre me gustó indagar en las motivaciones, gustos personales, perversiones, fetichismos, etc. etc. etc. que casi todos los fotogs, sienten hacia sus queridos aparatitos.

El que diga que las cámaras no le interesen, que tire la primera! (para este lado). En fin, Hoy la entrevisto a Pipy Lupindo. Joven fotógrafa, muy talentosa. Pipy es un caso emblemático. Hace tan poco que empezó, y lo que más le gusta es rejuntar cámaras viejas y hacerlas funcionar otra vez. Pipy es como el handyman del barrio. Te soluciona cualquier problema… siempre que se trate de una cámara, claro.

Los invito a la reflexión y al comentario. ¿Qué busca Pipy? Fíjense en su Flickr y me cuentan. Todos los aparatos que ella usa para hacer algo que está muy cerca (aunque ella lo niegue) de lo que se denomima “fotografía de autor” jamás habrían sido considerados seriamente hace unos 15 años atrás.

Si mi papá me decía que hiciera las fotos para el concurso del FCBA con una Instamatic, hubiera llorado amargamente todo el fin de semana. ¿Cómo competir con las Exactas, las Nikon, las Pentax, las Rolley de la época.

NO es una cuestión de cámaras, ya lo sabemos. Pero hoy, ese razonamiento es más evidente. Y hay que celebrarlo. Cualquiera hace buenas fotos. Y con cualquier cachivache también. Pruebas al canto.