Mapas privados

¿En qué estaba? Ahh! si, en aprender de los maestros. Falta media hora para el brindis de Noche Buena aqui en la fábrica de noticias. Tengo un rato para rejuntar las cosas que estaba pensando hasta hace un ratito nomás y soltarles algún texto inútil, algunas buenas fotos, un par de links, una cita.

Pero estoy en la oficina pensando en mi padre, y eso me relaciona con los maestros. Mi padre me enseñó algo muy importante: me introdujo a la fotografía.  Y la oficina para mi es Lars Tunbjörk (gran maestro!)  que nos muestra ese paisaje como campo de batalla. Lugares inhóspitos, hombres cansados, mujeres que han perdido la belleza. Ayer vi  La Cuestión Humana de Nicolás Klotz.  Es la clase de peli que hubiera hecho Tunbjörk. El extraordinario mérito del fotógrafo sueco es que no ficcionaliza la oficina. Por lo tanto su mensaje me cae como una piedra en el estómago. Macanudo este Lars. Mi oficina no es asi, por suerte. Además, la vida del periodista no es precisamente tener el culo sentado todo el dia mirando una pantalla. ¿O sí?

Norman Mailer (si, otra vez con Mailer…) dice que «…estamos obligados a recibir la mayoría de nuestra experiencia de segunda mano a través de padres, amigos, parejas, amantes, enemigos… y el periodista que nos informa». Intuyo que lo mejor que uno puede hacer con toda esta información es agregarle experiencia de primera mano. Tarea difícil en estos tiempos que corren!

Gracias a los dichos de Mailer ya puedo meter en la misma bolsa a mi padre, a los maestros, los periodistas, la experiencia. ¿Y la fotografía?. Mi padre no llegó a transmitirme mucho más que el entusiamo por ella. Y no se alarmen! No voy a empezar a lloriquear, o a explotar de rencor, no, no. La lección de los maestros hay que buscarla, y no esperar a que se nos pegue por la gracia de su cercanía.

«Cuando el fotógrafo principiante comienza a tomar fotografías, acostumbra a llevar su cámara a todos lados y le dispara a cualquier cosa que le interese. Luego llega el momento en que debe cristalizar sus ideas y encaminarse en alguna dirección en particular. El fotógrafo principiante debe aprender que fotografiar por fotografiar es una actividad tonta que además no reporta ningún beneficio»

¿Qué tal la frasesita? No la dijo mi papá. Es de Alexei Brodovitch. Ese si que enseñaba a los palazos. Hay padres que no dan, y padres que te revientan con sus exigencias.

Feliz Nochebuena!