Mi gato en el banquito

Se los digo así nomás. Yo, al despertar cada mañana no miro mi celular, ni mi iPad. No contesto mensajes, no wasaapeo. Yo, cuando todavía tengo los párpados medio pegados y mi sentido de realidad no se activó todavia, lo primero que hago es buscar a mis gatos.

Y hoy, encontré a este amigo que encabeza el post. No sé su nombre todavía. Todo lo qué se es que era el gato de Walker Evans y qué él mismo lo fotógrafió. Les pincho aquí un link para que vean otras lindas fotos del gato de W. Evans.

Y me pregunto, me desperezo, abro los ojos, le hago una Instagram a mis adorados, y vuelvo a preguntar, ahora a ustedes queridos comentaristas: ¿Cómo han fotografiado los grandes de la fotografía a sus gatos?. Por favor, no se amontonen y empecemos a subir esas fotos perdidas acá al blog.

Después vemos que hacer con todo ese material. Listo! ¿Quién empieza?

Nota: No se admiten perros en este post… por ahora