Mi primera foto 06

Cronograma Nano

Recién salí un rato. Subí por Lavalle hasta 25 de Mayo, crucé Corrientes. Justo enfrente de la Bolsa de Comercio, en un bar de brokers, me comí una tarta de zapallitos y disparé unas fotos. Hay unos personajes… Ahora estoy en la redacción peinando las imágenes que han enviado. No me han comentado nada!  Aquí les subo la de Gustavo Torrico, y más abajo encontrarán su comentario.

Les confieso que para mi, el tema de “mi primera foto” sigue siendo la piedra de toque de nuestra vocación fotográfica. Cuando después de algún tiempo, uno se plantea su recorrido fotográfico, es esa primera imagen consciente la que nos muestra los indicios de nuestras habilidades y nuestras falencias. Los logros del presente vienen de esa primera fotito amigos, amigas! Por ejemplo, les pregunto: Cuando hicieron su primer disparo,  ¿cuál era la preocupación principal?. A continuación, algunas posibles respuestas:

a) Lo que estábamos viendo

b) La composición de la toma

c) Los problemas técnicos que se nos presentaban

Según sea la respuesta, estoy seguro que sus fotos de hoy,  están maracadas por aquella primera preocupación. ¿Ustedes qué piensan?

Y ahora, el relato de Gustavo Torrico y su primera foto:

“Esta la llamo mi primer foto porque es la primera que hice con “mi” cámara y la conservo en un pequeño álbum junto con otras tomas del mismo rollo. Era enero de 1969, mi tía Angela que vivía en Los Angeles (California) estaba de visita por las fiestas de Navidad y traía consigo una flamante Kodak Instamatic  104, con cuboflash y que cargaba el famoso cartrige 126. Recuerdo que Angela protestaba porque el flash no funcionaba y yo temerariamente le aseguré que era capaz de hacerlo funcionar. El trato fue simple: “si el flash dispara, la cámara es tuya”. Mostrando seguridad, limpié los contactos de cobre que tenía el flash, me acerqué al pesebre con el Niño Jesús, apreté el disparador y casi milagrosamente el flash iluminó todo. Conservé para siempre la imagen de Jesús que parece que mira pacientemente a que le haga un retrato. La copia dice FEB 69 porque luego de mandar a revelar esos rollos tardaban alrededor de 40 días en devolver las copias procesadas. La Instamatic me acompañó muchos años y fue el inicio de una historia sin (aún) final.”

Envíen sus fotos a dmerle@lanacion.com.ar y la seguimos hasta hoy a la noche….