Mujeres 03

Se trata transmitir una experiencia por medio de la fotografía. Y si, es cierto que la meta es inalcanzable (aunque no estoy de acuerdo con Verónica:)), pero mientras tanto nos vamos enterando de algunos autores que estuvieron muy muy cerca de lograrlo. Por ejemplo Francesca Woodman que dedicó su corta vida (se fue voluntariamente de estos pagos cuando tenía 22 años creo) a autorretratarse y  experimentar mientras estudiaba arte. Hoy es una fotógrafa de culto (parece que los suicidas siempre son motivo de culto che). Yo conozco un libro antológico de ella. Es conmovedor, pleno de simbolismos y exploraciones. Logró algo trascendente y tal vez nunca se lo propuso. Me maldigo todavía de no haberlo comprado en su momento!. Igual, esto de coleccionar libros a lo Martín Parr me parece un poco obceno (¿obceno?).

Perdón! me fui, me fui otra vez. Recién llego al diario y leo los comentarios. Me estaba olvidando de uno de mis más admirados autores: Edward Weston. Dedicó sus últimos años (antes de que le agarrara el Parkinson y empezara con las secuencias! :p) a fotografiar a su jovencísima esposa Charis Wilson. Yo creo que este pibe logró transmitir algo. Ella colaboraba también. En sus fotos puede verse la enorme fascinación de un hombre mayor frente a la espléndida belleza de una mujer muy joven. Se conocieron cuando él tenia 48 y ella 19. ¿Qué tal?

John Berger dice que con una foto sola no se puede transmitir una experiencia completa, compleja. Asi que hay que usar más de una chicos. ¿Pero cómo las combinamos?