No me aguanto hasta el sábado

Era un secreto. Sigue siendo un secreto. Pero después pensé: ¿por qué no compartirlo?. No quiero saber lo que estarán pensando ustedes de mi. Pero ya les dije en mi comentario anterior que soy un ansioso incorregible, un adicto al correo electrónico, etc. etc. etc. Tenía esta idea: publicar una foto cada sábado. Asi como intento publicar un cuento con foto cada domingo. Será una sola imagen (se aceptan contribuciones…) y el link con el sitio, Flickr, o lo que sea del autor de la misma.

Ayer un ángel bajó por una escalera y me remitió al texto de Córtazar «Intrucciones para subir una escalera». Y bueno, no lo resistí. Una cosa lleva a la otra. Tenía esta foto mía (sisisi! yo hago fotos también!) y la idea de la foto del sábado me estaba quemando en las … manos.

«Para subir una escalera se comienza por levantar esa parte del cuerpo situada a la derecha abajo, envuelta casi siempre en cuero o gamuza, y que salvo excepciones cabe exactamente en el escalón»

La idea que expresa Cortázar es la misma que anima esta pequeña nueva sección en este blog. Una foto que describa algo, cualquier cosa. Pero que lo haga de un modo sencillo y eficaz. Y que sea bella,  aunque resulte intolerable. El próximo sábado comenzamos.