No soy Martin Parr

Tampoco soy Nobuyoshi Araki (la geisha de abajo). Mucho menos Wolfang Tillmans o Lars Tumbjork (la imagen del perrito). Definitivamente nunca sería Sebastiao Salgado ni James Natchwey…

No soy Nicholas Nixon (abajo) ni Robert Adams. Nan Goldin sería un despropósito completo.  Larry Sultan? William Eggleston?

Les nombre 10 grandes fotógrafos cometiendo la osadía de compararme con ellos (aunque más no sea por oposición 🙂 ). Les explico por qué no podría ser como ellos y ustedes me dirán «quién no podrían ser»

Yo no puedo:

1. Describir claramente como lo hacen ellos. La claridad es el altar donde estos autores rezan cada mañana.

2. El tema. Para ser un gran fotógrafo, antes que nada hay que tener un tema. Y estos pibes lo tienen, y muy claro. Otro rasgo de claridad!

3. La técnica. Que no es un tema de conocimiento, sino de práctica (para mi al menos)

4. La práctica constante. Habría que tomar fotos todos los días a razón de 5 fotos terminadas por  semana.

5. La exposición pública. Un buen fotógrafo  logra un alto grado de exposición para su obra. Se trata de persistir y tener mucha confianza en lo que uno hace.

Si yo reuniera por lo menos 3 de estas 5 condiciones, seguramente estaría en el buen camino. Y aquí la pregunta: ¿Ustedes quién no serían?