Nuevemil novecientos noventa y nueve

Yo creo que el destino está escrito. Quiero decir: lo que me va a pasar dentro de 15 minutos, alguien ya lo sabe. Y celebro que ese alguien no sea yo.

Hoy es martes. Empiezo mi nueva vida de bloguero con más tiempo libre. Me siento a escribir mi querido (y desactualizado) template de WP. Como siempre, tengo una vaga idea de lo que voy a escribir.

Pero qué veo! Este blog ya lleva 706 entradas desde su creación; y, creer o reventar, ustedes han escrito 9.999 comentarios… 🙂

¿Cómo podemos celebrarlo? Yo suspendo lo que tenía en mente escribir y les propongo algunas alternativas:

1. Al comentarista que escriba el comentario número 10.000 le damos un premio. Si, también tienen que proponer el premio. Podría ser una salida fotográfica por ejemplo!

2. Suban al blog (festejo inverso si los hay) la peor foto que hayan hecho en su vida.

3. Hacemos una votación de este desangelado concurso y también otorgamos un premio. El premio a la foto más mala. Ojo! Que no se les vaya a colar una buena foto pensando que es mala. NO se equivoquen tan grosso

4. Como decía Avedon, discutamos y aprendamos de las fotos malas. Que las buenas solo están para admirarlas

Listo! ¿Quién empieza?

NOTA: La idea del concurso de fotos malas la aprendí en el taller de mi amigo Juan Travnik. Y la foto que ilustra este post es de Geharrd Richter… 😉 , que como foto es bastante mala. Y como pintura, no sé