Presente perpetuo

«Dejemos las mujeres bonitas a los hombres sin imaginación»

Lee Miller, Margaret Bourke White, Dorothea Lange. Cito solo tres grandes fotógrafas norteamericanas. Las tres reporteras gráficas. PIoneras. Diferentes estilos, ideolgías, metas en la vida. Me quedo con Dorotea y con Lee.

You have seen their faces, el libro que MBW hizo con su marido el escritor Erskine Caldwell, levantó cierta polémica en su momento. ¿Ustedes saben qué pasó?

Dorothea Lange me resulta simpática, y su marido Maynard Dixon también. Tenian otra onda. Y Lee Miller volvió locos a varios hombres (entre ellos Man Ray) hasta que decidió ser corresponsal de guerra y llegar hasta la mismísima bañadera de Hitler en 1945

Recién, leía en los comentarios del post anterior la lista inmensa de reporteras gráficas que han anotado. La verdad, no tuvieron mucho criterio de selección. Nombraron más por amistad o simpatía que por calidad o trayectoria.

Se ve que cuando acá hablamos de mujeres, se imponen las opiniones «políticamente correctas» Luego, todas las mujeres reporteras son buenas fotógrafas, porque se la bancan en la calle lo mismo que los hombres. Qué pensamiento más machista! digo yo…

Y así como hay antecedentes tan claros en las historia de la fotografía norteamericana como las tres fotógrafas que les nombré al principio de este post, no hay ninguno ninguno en la fotografía local. Las reporteras gráficas son un fenómeno de los años 80 en la Argentina.

Entonces les pregunto amigos míos:

1. ¿Cuál es la diferencia entre un reportero gráfico y una reportera gráfica? (NO están permitidas las bromas gruesas en esta pregunta… 😉 )

2. Una fotógrafa de prensa, ¿puede llevar la vida normal de cualquier mujer?

4. Cuál es el paradigma que tenemos en la Argentina en este tema que nos ocupa hoy? Nombres, quiero nombres! Uno al menos (que lo hay, lo hay)

Fotos: Paula Bronstein (Nepal), Susana Girón (Refugiados en Estambul). Lauren Greenfield (Pasarela infantil)