Qué hacer con los desperdicios

final

Si señores, señoras, señoritas! El gran Avedon aconsejaba: “Nunca tires tus hojas de contacto”. Y tenía tanta razón… Ahora deberíamos decir: “Nunca borres tus fotos digitales sin bajarlas antes a la computadora”

Garry Winogrand tampoco tiraba nada. Y no tenía reparos a la hora de reencuadrar una foto. Ya saben. Él tenía un problemita con el dedo índice y no paraba de disparar todo el tiempo. Asi que se las veía de figurillas a la hora de editar. Me pregunto si acaso “veía en el momento de la toma” esos fotones que todavía contemplamos extasiados.

En este post el tema es “qué hacer con los desperdicios”. Les cuento lo que me pasó:

ContactSheet-001Hace unos días hice una apuesta. El asunto era asi: salgo a la calle por unos minutos. Disparo unas fotos. Vuelvo, edito y subo una a Facebook. El otro jugador hace lo mismo e intenta seguir la punta temática. ¿Se entiende? Nada original, ya sé. Un cadaver exquísito fotográfico. Arriba, el resultado de mi primera incursión. Y a la izquierda cuatro tomas donde incluyo la que finalmente edité. Hice dos cuadras saliendo desde el diario. Desesperado estaba. Ya no quiero fotografiar miserias, ni graffittis, ni basura. Crucé corriendo la plaza Roma, Alem y llegué a la esquina de Tucumán y 25 de Mayo.  Cuando vi al grupo de chicas tomando helado comencé a dispararles sin piedad. Como verán, mis objetivos iban variando y, finalmente no logré nada interesante 🙁 .  A borrar y empezar de nuevo. NO! Es en ese instante donde no hay que mirar la maldita pantallita. Hay que seguir y después bajar las porquerías al desktop aunque lo hagamos con la nausebunda sensación de que estamos desperdiciando miles y miles de bytes

.

Lo ideal es que uno se entrene y dispare unas fotos con algún sentido. Y después tenga en cuenta que la fotografía no se acaba en ese instante preciso. Lo nuestro continúa en la edición, el acabado final, etc. Porque iluminados hay muy pocos en este mundo. Yo estoy sonado por mi formación en el fotoperiodismo y por un problemita adicional que en Fleni no le encontraron solución. Pero si no han sufrido tales mutilaciones en vuestra capacidad expresiva (¿?), bien pueden tomarse un tiempito. Dejar las fotos en remojo unos días para que se vuelvan buenas! Y después, mostrarlas. Que para eso se inventó la fotografía.

.

Les propongo el juego que consta de dos partes: 1) Me mandan una foto, y 2) Envian también las dos anteriores y las dos posteriores a la elegida, en una tirita. A la primera que subo, empieza el juego con el tema (tienen que seguir el tema planteado). ¿Se entiende? La nueva sección se llamará Cadáver Exquisito. No valen las fotos de archivo! Tampoco vale no sacar nada. Hay que salir a la calle e intentarlo. Y empezamos a comentar, criticar, seguir las temáticas (lo más difícil!) y si, darnos cuenta de que nos hemos equivocado…

.

Si querés publicar tu foto en esta sección, enviala a dmerle@lanacion.com.ar. El documento debe estar a 600 pixeles de lado mayor, 72 dpi de resolución y comprimido en jpg. También podés agregar los datos técnicos de la toma y la cámara que fue utilizada