¿QUIÉN SE ATREVE A CRITICAR EN ESTE BLOG?

En una época, no muy lejana, cada manifestación artística de relativa importancia tenía un espacio en la prensa. Y era para criticar al / la  artista. La crítica consistía en analizar las obras y opinar, desde el saber del crítico, sobre ellas. Así, aparecían objeciones, aciertos, sugerencias, desatinos. En fin, se producía un movimiento en el que varios de los actores del evento resultaban beneficiados con algún tipo de aprendizaje.

En los últimos años la crítica de arte perdió su lugar en los medios. Y sólo se publican notas «de compromiso» (sean grandes o pequeñas) donde se alaba sin mucho detalle al artista. Ningún colaborador de un medio gráfico se atrevería a escribir su opinión sobre tal o cual muestra, sin correr el riesgo de no ser más llamado.

Además, lxs artistas se acostumbraron a que si les hacen una nota es para que escriban que son unxs genixs, o poco menos. Y se ofenden si acaso se escribe algo parecido a una crítica seria.

No es el caso mío (acá en el blog), y no es el caso de Marcos Zimmermann. En una nota anterior (click aquí) me atreví a criticar su muestra Argentinos. Y Marcos, lejos de ofenderse, me contestó con gran altura. Es por eso que fui a su encuentro y le hice esta breve entrevista en video que aquí publico. Me encantaría que siguieran el ejemplo de Marcos y, si vieron su muestra, escriban acá abajo sus propias críticas, que para eso está este espacio.

¿Quién empieza?