Sangran Sancho!

Esta es la versión 02 del post que el año pasado escribí con motivo de los premios del Salón Nacional de Fotografía. Por si no lo recuerdan, aquí se los pincho 🙂

El martes pasado se dieron a conocer los ganadores de este año. Ayer pregunté en mi muro si alguien conocía a Eduardo Tilcara Maurizio, el ganador del Gran Premio Adquisición. Nadie che, nadie lo conoce.

En todo caso, el único problema con este autor, es que no tengo su foto! asi que no puedo publicarla en el blog. Disculpas a los lectores y mis sinceras felicitaciones desde este lugar de «sana envidia» para Eduardo

Hoy me pasé gran parte de la tarde intentando comunicarme con el Palais de Glace para que me dieran información de prensa. Nada che. Increible. El mayor y más prestigioso premio de la Argentina no hace prensa de sus logros.

Este es el año bisagra para el SNF. Cambiaron dos o tres cositas en el reglamento que hacen que todo el mundo (los participantes y los jurados) se vean obligados a barajar y dar de nuevo. ¿Cuáles son esos cambios?

1. Las fotos no pueden tener más de dos años de antigüedad.

y 2. Las fotos no pueden haber participado en ninguna otra competencia.

Esta nueva reglamentación ha provocado que «los autores históricos» tengan que empezar a sacar fotos otra vez, o a arriesgar más que antes. Y ojo, que no sé si esto es bueno o malo. Por que, yo me pregunto: ¿No habrá más reconocimiento a la trayectoria? Los mismos resultados de este Salón parecen negar mi afirmación, Cayetano Arccidiácono, un histórico de ley, se llevó un premio!

Y para los autores menos conocidos, el desafío también se hace más desafiante. Si la pegás con una foto en un concurso, no podrás sobre esa base apostar al Salón Nacional. Basta de pruebas piloto.

El Salón Nacional sigue siendo entonces el mejor y más justo referente de la fotografía argentina. Y ahora se proyecta hacia nuevos autores, una renovación necesaria para estar a la altura del extraordinario crecimiento del medio en los últimos años. ¿A ustedes qué les parece?