Sepultado en fotos

Los griegos decían que había un tiempo objetivo, y un tiempo subjetivo. Los diarios de ayer dicen que el tiempo ahora va más rápido! Y no se sabe bien si es cosa del tiempo, o de los hombres que hemos perdido la medida del tiempo. En fin, hace unas semanas tomaba un café con Julián Gallo, y comenzamos esta conversación que se las voy a ir despachando de a poquito, en «nano clips». Es que no tenemos tiempo de editar toda la maldita nota entera!

[HTML1]

¿Vieron? Bien crudito el clip! Apunto algunas cosas que dice Julián y las someto a vuestra opinión amigos mios. También se pueden sumar todos aquellos negative friends que tengan algo real-mente MALO  para opinar. Ahi va:

1. ¿Cuántas más fotos, menos memoria?

2. ¿Yo saco fotos para no olvidarme de lo que hice (o de lo que soy) o para dejar  testimonio para las generaciones futuras?

3. Dentro de veinte años, cuando tenga 1200 carpetas, 300 colecciones y 2000 videos en Flickr… ¿qué va a decir mi nieto cuando le quiera mostrar «mi album familiar»? ¿y mi bisnieto?

4. ¿O tal vez ya se habrán desarrollado nuevas formas de clasificar las imágenes, vincularlas, conservarlas y transmitirlas, y todo será más comprensible que ahora? (Si, Diosito mío, por favoooor!)

5. El futuro de las imagen fija (cualquiera seea el soporte que vaya a tener),  ¿será algo más que una enorme montaña incalculable de fotos sin sentido?