Soy digitalógico

El juego es así: escribo rápido y no corijo (porque no tengo tiempo). Lo publico igual (good enough dicen acá). Entonces aparecen tantas faltas de ortografía y de tipeo que para algunos es difícil poder entender lo que escribo.

Si nadie dice nada, al final puede que se lo tome como un estilo de escritura. Si traslado este razonamiento al uso que de la fotografía analógica se hace en estos días, las conclusiones podrían ser parecidas: de tan mal que lo hacemos, ya se toma como un estilo. La confusión entonces es fatal.

Les pido que miren los sitios en internet de los grandes fotógrafos (jóvenes o viejos, con o sin trayectoria) y, aparte de las temáticas de cada uno, me digan que ven. ¿Qué ven? CALIDAD TÉCNICA por sobre todas las cosas. Analógico o digital, no importa.

Yo mismo sufro este problemita. Me doy cuenta que si no paso de mi querida rebel con lente de plástico a una auténtica pro de 50 megapíxeles con un lente prime, no voy a dar el gran salto.

Y con lo analógico es lo mismo. Si no aprendemos la técnica, si no utilizamos los químicos y los artefactos adecuados, y no practicamos lo suficiente, los resultados serán tan pobres como una Instagram con todos los filtros juntos, y seguramente mucho mucho peores que una toma digital en modo «P»

Les pido que suban sus fotos, las de mejor calidad que tengan, digitales o analógicas. Consignen los datos técnicos. Y empezamos a discutir.

¿Quién empieza?

Fotos: Encabezando este post: Jasmine Bakalarz. Toma en film Kodak 100t. Iluminación de luz de tungsteno. Cámara Pentax67. En el medio: Mariana Eliano. Toma digital. Luz natural. Canon EOS 5D Mark III. ISO 400