Todos somos coleccionistas

El miércoles lo charlábamos con Esteban Pastorino, durante la multitudinaria inauguración del Nano Festival de Fotografía. ¿Quién compra fotografía? le preguntaba yo. Y Esteban, en su estilo tan característico, respondió con una sola palabra: «nadie»

«Los artistas no compran, intercambian» sentenció también Esteban. Y si, ahí tiene razón. Pero me vuelvo a preguntar (me encantan las repreguntas!) ¿Pero cómo es ese intercambio? Y me respondo: a un amigo le das la copia enrollada (probablemente no la mejor copia) y que se arregle. ¿O no?

Los fotógrafos no coleccionamos obras, pero si coleccionamos cámaras y accesorios. Hacemos con ellas lo mismo que podríamos hacer con las fotos. Compramos un montón a lo largo de nuestra vida. Algunas las conservamos por más que su tecnología ya sea practicamente inservible. Otras las «sacrificamos» para comprarnos equipos mejores. Eso, es tener mente de coleccionista.

Les pregunto a ustedes amigos, amigas: si básicamente somos coleccionistas, ¿Porque no hacerlo con estos llamados «bienes simbólicos» (las fotos) y si hacerlo con aquellos otros «bienes funcionales» aunque hayan perdido sus cualidades?

La respuesta para mi es sencilla: No nos hemos formado culturalmente para una práctica que por siempre ha estado reservada a los sectores de mayor poder adquisitivo. Eso, y otras muchas cosas más que se me empiezan a ocurrir.

Mañana sábado a las 19 hs en FoLa nos vamos a encontrar con Marcos Zimmermann, Esteban Pastorino, Gastón Deleau, y Carolina Magnin (artista y codirectora de la Galería La ira de Dios) para hablar de todo esto. De colecciones, de coleccionismo, y averiguar quién compra fotografía en la Argentina. ¿Vienen?

Fotos: Nicole Arcuschin, Paula Salischicker, Alejandro Montini. Sus fotos y muchas otras tan buenas como estas podrán verlas hasta el domingo a las 20 en el Nano Festival de Fotografía en FoLa.