Trauma de verano

«Don´t push the pusher» Walter White

El fin de semana siguierron llegando fotos para mi modesta convocatoria VERANO PORTEÑO. No tengo una montaña de imágenes para elegir. Son poco más de una veintena.

Hoy lunes, analizo las distintas aristas que presenta esta iniciativa. Quiero compartir con ustedes mis inquietudes. Les hago una lista y ustedes me van escribiendo abajo, si?

1. De las veinte fotos, la mitad son viejas. Es cierto, yo no pedí que fueran de ahora mismo. Pero supuse que como la convocatoria era para publicar en la revista de los domingos, se sobreentendía que las fotos tenían que ser de este verano.

2. La calidad técnica y estética de las fotos. Propuse publicar una nota en el papel. Esto significa un standard (pueden compartirlo o no) que tengo que respetar. a) Contenido, b) Estética, y c) Calidad técnica. No hay más de media docena de fotos que cumplen con sobriedad estos tres puntos.

3. El pago de las fotos. Mi colega Martín Acosta preguntó repetidas veces si las fotos publicadas se pagarán. Es más, preguntó si la sola presentación de las fotos se paga también!. Yo contesté que si, al menos las publicadas. Pero para serles franco, pagar una foto suelta dentro de la estructura burocrática de LN a algún colaborador que tal vez no tenga factura en regla, es una tarea titánica! Imaginen si esa tarea la tengo que multiplicar x el número de fotos que se publiquen. Además, no estoy muy seguro de que sea necesario pagar estas fotos, que son parte de un ejercicio entre ustedes y yo. Y en el que LN es solo un «receptáculo» de nuestro entretenimiento.

4. Entre los que enviaron fotos y están participando de esta convocatoria figuran algunos «big names»Mario Rodriguez, Marcos López, Rodrigo Abd, Pablo Garber, entre otros. Les quiero decir esto: me parece increiblemente positivo, un hallazgo! que estos colegas no tengan problema en compartir sus fotos con nuestros queridos lectores. Estos gestos son los que me ponen superoptimista con la fotografía argentina actual.

5. El rol del editor. Me pregunto cuánto saben de mi trabajo, y en qué consiste. ¿Tal vez piensan que las fotos que se publican son decididas solamente por mi, y que no hay normas que respetar, aún en una convocatoria como esta?

El jueves tengo que seguir «empujando» para publicar mi nota de VERANO PORTEÑO. Tengo que resolver estas cuestiones que aquí les expongo para lograr una pequeña pieza contundente, gráfica, positiva.

Mientras tanto, seguimos esta charla y vamos juntando más fotos. Envialas a fotografia.lanacionrevista@gmail.com

Fotos: (de arriba hacia abajo) Patricia Ackerman, Rodrigo Abd, Santiago Filipuzzi.