Una buena foto no vende

En el pasado (ya bastante remoto), la ilusión de los editores era ver al público pasar delante del puesto de diarios, detenerse ante una de las tantas revistas en exhibición, y luego de un momento de vacilación, comprarla.

El editor quería desentrañar el complejo mecanismo en el cerebro del lector por el cuál decidía comprar una, y no otra, revista semanal.

Después de miles de muestreos y «focus groups», hay algunas tapas que siguen vendiendo no importa lo que luego encontremos dentro de la revista.

Acá les muestro tres. 1) NIño. 2) Chica linda, y 3) Actualidad candente. Y les pregunto: ¿Cuál de ellas es la que ustedes comprarían sin dudar?

Y otra pregunta más, que parece ingenua: ¿Ustedes piensan que todavía las revistas se venden por la tapa?