TRES TEORÍAS AL CUADRADO

En marzo tendremos la oportunidad de ver de cerca las fotos de Vivian Maier en FoLa, y entonces ahí me gustaría que discutiéramos tres  teorías que tengo con respecto a sus fotos.

Como todos ya saben, la buena de Vivian usaba preferentemente una Rolleiflex para sus fotos callejeras. Es cierto que usó también cámaras de 35 mm. Pero sus más celebradas tomas son en 6×6. Les pido que se fijen en las tomas que aquí les subo.

Mi primera teoría es que ella usaba la Rollei como si fuera una cámara de pequeño formato. Quiero decir: podía captar escenas muy espontáneas con un aparato que no está hecho precisamente para ese tipo de fotos. Y aquí viene mi segunda teoría: Ella espontáneamente veía cuadrado. Mi gran maestro y amigo Jorge Aguirre sostenía que la visión del ojo no era ni horizontal ni vertical, era cuadrada. Él manejaba la Hasselblad con la misma soltura que su Leica M2. Comparando las fotos de Aguirre con las de Maier, yo diría que el primero era más reflexivo, y que la segunda era mucho más «cazadora». ¿Ustedes qué piensan?

Ahora bien, si seguimos hablando de formatos, aqui vine mi tercera teoría: Muchas veces las fotos que son cuadradas, mejorarían con un encuadre rectangular, y visceversa. El problema es que no lo hacemos porque tenemos ideas tontas metidas en la cabeza.

Los invito a que suban sus fotos cuadradas (si acaso han tenido la suerte de usar una cámara de medio formato), y si no, hagan la prueba y reencuadren fotos rectangulares. Van a ver cómo mejoran.

¿Quién empieza?